lunes, 4 de julio de 2011

El pueblo indígena de los Warao. Aprendamos de ellos su respeto hacia la naturaleza.


En Tierra y Cotufa hemos hablado de algunos pueblos indígenas de Venezuela no sólo para conocerlos más sino también para aprender mucho de ellos, de su organización social donde prevalece el interés colectivo sobre el interés individual y también aprender de cómo conviven con la naturaleza sin destruirla y guardando hacia ella total y absoluto respeto.

Hace más de 7 mil años


Los warao viven en el Estado Delta Amacuro y han habitado ahí desde hace más de 7 mil años. Su historia está unida al agua y especialmente a los caños del Orinoco. La palabra warao significa gente de embarcación y dice la estrecha relación que estos hombres y mujeres tienen con el agua.

Por el asentamiento de los waraos en el delta del Orinoco se puede decir que los waraos son una de las culturas indígenas que más se han preservado sus tradiciones, manteniéndose alejada de otras culturas incluso de otras poblaciones indígenas a las cuales les temen y les huyen.

Con la llegada de los europeos los waraos fueron prácticamente esclavizados y en cada asentamiento warao era común que hubiera un criollo o europeo que los obligara a trabajar para él. Por su destreza en los intrincados territorios del Delta y por conocerlos como la palma de su mano, los waraos han sido utilizados por los blancos criollos y los europeos para extraer la goma de balatá, que es un producto que se consigue en esa zona. Todo esto a cambio de una ración de comida, manteniéndolos prácticamente en condición de esclavos.

Niños: hábiles navegantes


Desde niños los waraos están habituados a navegar por el río. Para ellos utilizar canoas es tan habitual como para los niños que viven en alguna ciudad será patinar o andar en bicicleta. Los padres suelen construir canoas pequeñas adecuadas al tamaño de los niños para que aprendan a usarlas.

Con su permiso, Pachamama


El respeto hacia la naturaleza es tal, que a la hora de talar, recolectar algún fruto, cazar o pescar, esperan que la naturaleza les comunique que está lista para convertirse en alimento, canoa o casa. De esta manera demuestran su humildad sin pretender en ningún momento creerse superiores a la naturaleza.

Alimento de los waraos


Para los warao es muy importante como alimento la yuruma, que el almidón obtenido de la palma de moriche, de ahí obtienen la harina con la que hacen una especie de pan. También utilizan esta planta para hacer los chinchorros.



Entre la dieta de los waraos está la miel, huevos de tortugas y de iguana, cangrejos azules, rojos y peludos, caracoles, guacamayo azul y amarillo, tucanes, garzas y palmito.


Los waraos utilizan el dinero únicamente para intercambio comercial con los criollos o con personas de otras comunidades, pero el uso de dinero para las transacciones entre integrantes de una misma comunidad es muy mal visto.

Sabiduría warao


Las típicas viviendas de los waraos no tienen paredes, únicamente techo y un suelo, construido como un palafito sobre el agua.


Cada vez que un warao toma algo de la naturaleza existe la necesidad de compensarla a través de rituales.


En la cosmovisión de los waraos los hombres, mujeres, animales, plantas y todo lo presente en el entorno ambiental surge a partir de otro elemento que se transforma hasta dar origen a uno nuevo. Así, la palma de temiche surge del cuerpo de una mujer, los hombres eran pájaros antes de ser hombres y así sucesivamente.



Los ancianos son muy valorados entre los waraos por su experiencia y conocimiento. Son los ancianos los encargados de orientar en materia religiosa y social. Los líderes waraos no son nombrados sino simplemente reconocidos por la comunidad. Los waraos siempre orientan sus objetivos en la consecución del bien colectivo.


Cada mañana se celebra una conversación entre los ancianos llamado monikata, donde se discuten asuntos importantes para la comunidad y se buscan soluciones. Este consejo o reunión se celebra desde los chinchorros de las casas y no en un lugar en específico, aprovechando de esta manera el hecho que las casas no tienen paredes.





Etiquetas: ,

1 comentarios:

A las 13 de mayo de 2016, 17:52 , Blogger Sandra Bello ha dicho...

hemosos pachamama

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal