viernes, 6 de abril de 2012

CIMARRONAJE


PROGRAMA RADIAL "CUÉNTAME DEL 10". CAPÍTULO NRO. 18.

Para la grabación de este programa nos fuimos al Unidad Educativa Nacional Marcos Rodríguez y conversamos con Jovana González y Jimmy Domínguez.


****************************************

Existían algunas formas en que los esclavos podían acceder a su libertad de una forma legal. La primera vía de escape que tuvieron los esclavos al mal vivir en que los mantenía pertenecer al último escalafón de una sociedad, fue el CIMARRONAJE. Sin embargo, como este procedimiento no era legal, esto dio pie a que aquellos esclavos fugados que por desgracia eran capturados fueran sometidos a crueles castigos para que no reincidieran.

La fuga de los esclavizados en territorio venezolano constituyó una práctica común desde sus comienzos. Incluso desde el secuestro de los negros desde su hogar en Africa a través de los barcos negreros, se resistían a la explotación y muchos prefirieron morir en alta mar.

A partir de la introducción de esclavos en Venezuela, el maltrato por parte de los europeos y criollos esclavistas y la búsqueda de la libertad los obligaron a refugiarse en las montañas formando Cumbes en los que implantaron sus propias reglas y formas de vivir. Por lo general los esclavizados negros fugados eran perseguidos y fuertemente castigados. Estos escarmientos variaban desde el azote en el cual se les amarraba para pegarles en el cuerpo, hasta la pena de muerte.



Cimarroneras, cumbes, quilombos o palenques son tan sólo algunas de las denominaciones dadas a las comunidades de esclavos, escapados de las haciendas y casas de sus patrones, quienes se internaban en las zonas montañosas y selváticas. Estos lugares, debido a sus características geográficas, se convirtieron por lo general en el refugio perfecto para los fugitivos, aunque también albergaban a comunidades aborígenes, a blancos pobres y a cualquier hombre o mujer que viviera al margen de los principales centros poblados.

Las comunidades cimarronas se constituyeron como poblados independientes, con dinámicas propias de desenvolvimiento. Muchas de ellas sustentaron su funcionamiento en la estrecha relación y cercanía con respecto a las grandes unidades productoras agrícolas. De las haciendas y propiedades sustraían productos alimenticios, principalmente el cacao, que luego eran usados para el comercio ilegal.





Para poder entender un poco más las injusticias que vivían los esclavizados africanos, leamos algunos de los avisos sobre las fugas y las ventas de estas personas. Los avisos clasificados que se publicaban en aquella época, no distan de los avisos clasificados que hoy se publican en los periódicos para comprar o vender una mascota, o un mueble.

- A don pedro cobeña, del pueblo de Altagracia en el Valle de Orituco, se le huyó el día siete de este mes un esclavo de nombre Vital, color negro colorado, con joroba en la espalda, canillas delgadas y como de 35 años de edad. El que lo agarre que lo lleve o avise al Justicia Mayor, quien pagará los costos y dará recompensa.

- Quien quiera vender cinco negros solteros de 18 o 25 años, que sean labradores de café, sanos y no cimarrones, vaya a ver a don gerardo patrullo, quien pagará de contado.

- Vendo esclavo zapatero de 20 años de edad, sin marca alguna. Los interesados pueden hablar con don félix farreras, que reside en la tienda de ropa que está frente de la puerta de la capilla de los terceros de San Francisco.

- Se le ha fugado a don Miguel Tejera, que vive enfrente del oratorio de San Felipe, un negro nombrado Josef Prudencio, de 19 años de edad. Sus señas son las siguientes: frente muy brotada hacia fuera, nariz ancha, ojos sumidos, pies y manos demasiados largos, de regular estatura y delgado de cuerpo. El que lo agarre y lo entregue a su dueño será recompensado con 20 pesos.


El tema desarrollado el día de hoy nos sirve para entender sólo algunas de las injusticias que estaban siendo cometidas, en este caso hacia los africanos esclavizados, e incentivados desde el Reino de España.

Etiquetas: ,

1 comentarios:

A las 15 de mayo de 2013, 10:59 , Blogger Txingurri ha dicho...

Estimados amigos. Muy buen artículo, al que me gustaría agregarles que la esclavitud no solo estaba instaurada en la relación español-africano sino que también lo estaba entre los mismos africanos. En el Africa eran los mismos africanos de la costa los que capturaban a sus "hermanos" del interior. Como ejemplo tenemos el Reino del Dahomey donde su principal producto de exportación eran sus propios "hermanos de raza". Ello llegó a tal extremo que este reino llegó hasta a tener una embajada en el Brasil para enviarles esclavos.
Otro ejemplo fue el del quilombo de Palmares donde su "héroe" llamado Zumbí también tenía esclavos de su misma raza, por lo tanto lamentablemente creo que la esclavitud en aquellos tiempos era aceptada por todos, menos por aquellos que les tocaba estar del lado perdedor. Saludos

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal