viernes, 13 de abril de 2012

NEGRO MIGUEL DE BURÍA


Programa radial "Cuéntame del 10". CAPÍTULO NRO. 19

**************************************

En este programa las chamas Rosalía Fernández y Paola Pérez del Liceo Ecológico G/J Alberto Muller Rojas de Caracas nos hablaron del Negro Miguel

Hoy hablaremos de la revolución de los esclavos de las minas de oro de Buría en el año 1553. Buría es una población de lo que hoy conocemos como estado Lara y este alzamiento fue uno de los primeros intentos organizados por establecer una región independiente del régimen de esclavitud y de la dominación europea.

Las minas de oro de Buría constituyeron la principal fuente de enriquecimiento para los españoles en toda la región centro occidental de Venezuela a mediados del siglo XVI.

Cuando aún existían pocos esclavos africanos en la Provincia de Venezuela, la mayoría de ellos había sido aislada y forzada al trabajo doméstico, la forma más común de resistencia había sido la de las fugas individuales. A partir de los mediados del siglo XVI, sin embargo, y dado que el número de indígenas había disminuido considerablemente, los europeos comenzaron a llevar un mayor número de esclavos africanos a la zona centro occidental de Venezuela. Estos comenzaron a ser ubicados, por primera vez, en un mismo lugar de producción: las minas de oro. Esto dio la oportunidad de que entre los indígenas y los negros explotados se comentaran las injusticias y se propiciaran movimientos de rebelión.

La nueva riqueza minera, estimuló la necesidad de traer todavía más esclavos africanos para trabajar en las minas de Buría. Es así como se importaron (es decir, se compran) 80 esclavos más de las islas de Puerto Rico y la Española (Haití y República Dominicana), entre los cuales arribó a Venezuela el negro Miguel.

Procedencia del Negro Miguel

Los esclavos africanos y los esclavos jiraharas trabajaban en las labores más duras como exploradores, fundidores, cargadores, lavadores, herreros, horneros y carboneros.

Esta convivencia de indígenas y esclavos africanos en la zona de Buría proporcionó circunstancias favorables a la revolución como forma de resistencia de los esclavos.

Comienzo de la Rebelión de Buría

Un día lunes del mes de diciembre de 1552, los esclavos se negaron a reiniciar el trabajo semanal luego de haber salido del campamento hacia los yacimientos de trabajo e inmediatamente después de derrotar a los 15 o 20 españoles que los acompañaban, regresaron a atacar al resto de los españoles dando así comienzo al a revolución.

La estrategia inicial de los africanos, entonces, fue lanzar su primer ataque aprovechando un momento en que por la división del trabajo en las minas, los españoles se encontraban divididos.

Se trató entonces de un movimiento que buscó desde un principio atacar a los españoles donde estos se encontrasen y expulsarlos de la región. Las mujeres esclavas jugaron un papel primordial en el conjunto de comunicaciones que fueron necesarias durante la planificación y organización del movimiento., el rol de Guiomar, esposa de Miguel, fue fundamental.



Después de su ataque al Real de Minas, soltaron los esclavos a los prisioneros españoles y los enviaron a dar mandado y aviso a los ciudadanos de Nueva Segovia (Barquisimeto) para que los esperasen. Finalizado el enfrentamiento inicial entre esclavos rebeldes y españoles, los africanos se dirigieron a un lugar en lo alto de las serranías al este de Nueva Segovia.

Organizaron una serie de acciones dirigidas a consolidar y aumentar su poder político y militar. En primer lugar, enviaron grupos armados con el objetivo de invitar a los restantes esclavos a abandonar los trabajos agrícolas y mineros y a destruir las siembras y cultivos que ellos mismos habían sido obligados a sembrar para garantizar la alimentación de los españoles.

El ejército de Miguel aumentó rápidamente con otros negros e indios que se le unían admirados por su valor.

Desde un comienzo la intencionalidad de los revolucionarios no fue establecerse como grupo de fugados sino aliarse con otros grupos de explotados para atacar sistemáticamente a los españoles, para garantizar su independencia política y de transformar las estructuras sociales y económicas a las cuales habían sido sometidos.

Las noticias de las victorias logradas por Miguel alarmaron a los españoles de la región y se propusieron marchar lo antes posible sobre el pueblo de los rebeldes, antes que los demás negros de otros poblados, se sublevaran e incorporaran a las tropas de Miguel. Los españoles buscaron ayuda en El Tocuyo. En total unos 50 hombres bien armados, con caballos, armas y protegidos con escudos, salieron en busca del asentamiento de los rebeldes.

Ante la negativa de Miguel a rendirse, finalmente los españoles lo mataron, lo que bajó el ánimo de los suyos, muchos de los cuales son muertos y otros se rinden, y otros huyen a las montañas. Guiomar y su hijo son reintegrados a la esclavitud.

Este resistencia obligó a los españoles a abandonar las minas de oro de Buría. Los jirajaras lanzaron ataques sistemáticos sobre los nuevos intentos de poblar las minas hasta que fueron abandonas definitivamente.





Escrito: Lo Nacimiento. Eduardo Galeano, 1982.

Bastante pellejo había dejado prendido a los látigos. Cuando iban a amarrarlo para otra tanda de azotes Miguel arrebató una espada y se perdió en el monte.

Otros esclavos de las minas de Buría huyeron tras él . Los indios se sumaron a los cimarrones. Así nació el ejército que atacó las minas y embistió contra la recién nacida ciudad de Barquisimeto. Después los alzados se vinieron montaña adentro  y fundaron a orillas del río este reino libre. 

Etiquetas: , , ,

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal