miércoles, 20 de junio de 2012

Insurgencia de JUAN FRANCISCO DE LEÓN (1749-1752)


Capítulo 24 del Programa Radial "Cuéntame del 10".

En esta ocasión, nos fuimos hasta la Unidad Educativa Nacional República de Indonesia en el estado Miranda para que nos hablaran Julio Olmos y Josua Ospedales de esta insurgencia.


Primero, los chicos nos hablaron de la Compañía Guipuzcoana, recordándonos que era la empresa monopolizadora que evitaba que el comercio fuera libre y además, se encargaba de traer desde Africa los barcos negreros con personas esclavizadas.



La insurgencia de Juan Francisco de León se originó en la región de Barlovento y constituyó uno de los alzamientos contra los privilegios de la compañía Guipuzcoana y su monopolio comercial.

Juan Francisco de León

Es de resaltar que las acciones lideradas por Juan Francisco de León, se caracterizaron por iniciarse como una  protesta por la intromisión de los funcionarios de la Compañía en las actividades políticas propias de la Provincia y llegó a tener repercusión en la corte española.

El Capitán Juan Francisco de León, era un hacendado que se estableció en la región de Barlovento y fue fundador de un pueblo llamado Panaquire. Desde el año 1744, el Gobernador de la Provincia de Caracas, lo nombró Comisario de la Jurisdicción Real del Valle de Panaquire con facultad de hacer investigaciones sumarias y detener personas.


Contra la Compañía Guipuzcoana

La primera insurgencia de Juan Francisco de León, se dio por no aceptar al nuevo funcionario enviado por el gobierno central de la provincia, alegando que tal designación era propiciada por los directivos de la Compañía Guipuzcoana. Además, con la designación de esta persona, tanto Juan Francisco de León como el resto de los hacendados, verían lesionados sus intereses de comercialización del cacao, ya que estos rompían el monopolio de la Compañía Guipuzcoana y compraban y vendían a otros países, como a Holanda. 

La primera insurgencia se inició en Panaquire, el 2 de abril de 1749, con Juan Francisco liderando la protesta que se extendió a las demás poblaciones vecinas en la zona de Barlovento. Logró reunir de una 6.000 y 8.000 personas armadas.

Encontrándose los insurgentes en las inmediaciones de la casa del Gobernador, la que habían rodeado con guardias para que no saliese de ella, le enviaron una comunicación con sus reclamos y protestas.

Falsas promesas

La reacción del Gobernador fue de apaciguar los ánimos enardecidos y dijo que solucionaría los problemas a la brevedad posible y que devolvería a España el barco de la Compañía Guipuzcoana, el cual se encontraba en dirección a Venezuela. Por lo tanto al saberse cumplido el objetivo de la insurgencia, Juan Francisco de León acordó con sus compañeros refugiarse en la iglesia, que se hallaba desocupada, para esperar que los de la Compañía se embarcaran fuera de la Provincia. 

Esta situación permitió en principio que se tranquilizaran los rebeldes y se dispusieran a retirarse definitivamente. Pero el barco de la Compañía sólo estuvo navegando por el mar durante seis días para despistar a los insurgentes y a los pobladores de la capital.

Comenzó la persecusión a Juan Francisco de León y el resto de los adversarios de la Compañía Guipuzcoana y comenzó un nuevo alzamiento cuyo plan era llegar a Caracas, someter al Gobernador y acabar definitivamente con la Compañía.

En esta oportunidad, Juan Francisco de León, quien se encontró ya sin el apoyo de los terratenientes y grandes hacendados que acataron las instrucciones del Rey, dependió abiertamente del apoyo y auxilio de los holandeses contrabandistas, quienes le suministraron municiones y armamentos.



Final de la insurgencia

Las autoridades españolas tenían autorización para someter a los rebeldes y los asedió duramente hasta que Juan Francisco de León se entregó a las autoridades junto con su hijo Nicolás. Finalmente se les sometió a juicio y, fueron enviados como prisioneros a España.

Etiquetas: ,

1 comentarios:

A las 8 de enero de 2013, 14:26 , Anonymous Anónimo ha dicho...

bueno

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal