domingo, 1 de julio de 2012

SUBLEVACIÓN DE MARACAIBO EN 1799


El Programa Radial "Cuéntame del 10" se trasladó hasta la Escuela Técnica Comercial "Jesús Muñoz Tébar" en Los Teques, estado Miranda, para que los chamos Kelly Montilla y Eduard Monasterio  nos contaran sobre la Sublevación de Maracaibo del año 1.799

Cuéntame del 10. Capítulo Nro. 29.

Debemos recordar que ANTES del 19 de abril de 1810 y del 5 de julio de 1811 cuando nos declaramos independientes del Reino de España, hubo muchos movimientos de inconformidad por la opresión de ese IMPERIO. Insurrecciones, levantamientos, insurgencias, que aunque hayan fracaso aparentemente, si aportaron su cuota para que nos independizáramos posteriormente.

La sublevación de Maracaibo en 1799, fue un intento en contra del Imperio Español, que buscaba la creación de una República independiente que rigiese sus propias leyes y administrara su producción e intercambio con los viajeros y comerciantes que llegaban a su puerto, así como la reivindicación de la clase parda respecto a la de los nobles españoles y blancos criollos.

Para el momento en que la provincia de Maracaibo se convirtió en protagonista de una sublevación parda, el Imperio Español sufría de guerras constantes Contra Inglaterra y Francia. Esto impide que España pueda controlar sus dominios eficazmente y que hace que finalmente se genera un vacío de poder y una mayor explotación de sus colonias.

La sublevación de Maracaibo pudo finalmente planificarse y convertirse en un movimiento armado propuesto por corsarios franceses provenientes de la isla de Santo Domingo a Francisco Javier Pirela comandante de milicias Pardas, para deponer a las autoridades de la Provincia de Maracaibo y tomar el control el 19 de mayo de 1799. Siendo uno de los principales intereses de los franceses era acabar con los impedimentos españoles para el comercio.

Hacia 1799, Francisco Javier Pirela se desempeñaba como sastre de profesión y además era subteniente de una compañía de milicias de pardos en Maracaibo; hijo del capitán de tropas pardas José Vicente Pirela, quien prestaba sus leales servicios a la Corona Española. 

La idea de hacer una revolución en la ciudad marabina estuvo sujeta a la entrada de embarcaciones comandadas por franceses e ingleses que apoyarían. Las 3 embarcaciones se embarcaron desde Puerto Príncipe (Isla de Santo Domingo) siendo admitidas por el Gobernador de la provincia Don Ignacio Armada, siguiendo los métodos de costumbre para ganar la entrada al puerto, donde se pide identificación de la embarcación, que transporta y quienes son sus tripulantes. Al verificar que todo se encontraba en orden, Armada permite que las embarcaciones ingresen al puerto para hacer reparaciones y mantenimiento a los barcos y les permite también intercambiar mercancía durante su estadía.

Una vez admitidas dichas embarcaciones, corroborada su procedencia y la autenticidad de sus credenciales, se borran las sospechas aparentes de cualquier subversión, razón por la cual los tripulantes destinaron gran parte
de su tiempo a dialogar, disertar y organizar el movimiento armado junto a
Francisco Javier Pirela. Desde el día 12 de mayo, con la excusa de ofrecer sus servicios como sastre, subía a los barcos para organizar la sublevación que se dio a finales de mayo.

Una vez definido el plan y especificados los participantes entre los que destacan Francisco Javier Pirela y los corsarios franceses como cabecillas, se acuerda atacar la ciudad estratégicamente para tomar posesión de la misma y concretar una distribución de los participantes entre la tierra firme y las embarcaciones respectivamente, con el fin de asegurar el éxito de la insurrección y garantizar la dominación de la provincia.

Francisco Javier Pirela, confió en que el cabo Tomás de Ochoa le secundaría en el proyecto de sublevar a Maracaibo, y contactaría algunos conocidos para que se uniesen al movimiento. Ochoa lo delató ante el Gobernador Armada, quien desconocía por completo la intención de Pirela y la de los corsarios franceses.

Ochoa le confiesa al Gobernador que fue llamado a participar de la sublevación, pero que su honor no le permitía traicionar a la corona y que a las doce de la noche del 19 de mayo de 1799, comenzaría una revuelta que le competía detener rápidamente. Con esta delación, el movimiento tiene el fracaso asegurado.



Etiquetas: , , ,

1 comentarios:

A las 8 de julio de 2012, 18:32 , Anonymous Anónimo ha dicho...

HOLA BUENAS NOCHES, ESTA MUY BUENO EL ARTICULO DE LA SUBLEVACION DE MARACAIBO, PERO ME QUEDE EN SUSPENSO SOBRE EL FINAL...

PASTOR PADILLA

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal