martes, 27 de noviembre de 2012

Ahorro versus Consumismo

El presidente Hugo Chávez nos propone que construyamos juntos una País. En el Programa de la Patria, -que hoy está siendo debatido en todo el país- están las líneas generales que debemos seguir para lograr esa Patria Soñada y Socialista.

En el segundo de los Objetivos Históricos de ese Programa, se plantea continuar construyendo el socialismo bolivariano del siglo XXI en Venezuela, como alternativa al sistema destructivo y salvaje del capitalismo.


¿Y cómo hacerlo?

 Una de las formas es evitar caer en el consumismo, que no es otra cosa que comprar compulsivamente gastando todo el dinero que tengamos... y a veces hasta el que no tenemos.

¿Y qué hacer con el dinero que nos sobre? ¡Ahórralo! 

Si de manera mensual, o semana, te sobra algo de dinero, no lo gastes por gastarlo. Ve guardándolo para que puedas ahorrar y luego comprarte algo que realmente necesites o para usarlo en caso de emergencia. En mi caso, me gusta ahorrar para ¡viajar!.

Todo comenzó con la comida

Hace más de 10.000 años, los  hombres también ahorraban. La diferencia es que no ahorraban dinero, sino que guardaban y almacenaban comida para que no murieran de hambre durante el invierno, cuando no se podía cosechar.


El sueño del Faraón


Una mañana el faraón de Egipto se despertó con una gran preocupación, y es que había tenido un sueño algo raro: siete vacas flacas se comían a siete vacas gordas. Al contárselo a uno de sus consejeros, éste interpretó del sueño que vendrían 7 años de abundancia seguidos por 7 años de escasez. Por lo que el Faraón decidió ir almacenando parte de los alimentos durante los primeros 7 años, para poder distribuirlas durante los años de escasez.



Gracias a esto, el pueblo y el Faraón tuvieron qué comer durante los años de escasez.

Y aunque nosotros no tengamos la habilidad de adivinar el futuro, si lo podemos planificar.

Los animales también ahorran


Los animales, al igual que las personas de siglos atrás, guardan su comida para prever aquellos momentos en los que no podrán trabajar a causa de las lluvias o el frío. 


Tal es el caso de las hormigas, quienes trabajan duro para tener repleto sus depósitos y así no morir de hambre.


¡Hasta los países ahorran!

Los países también tienen necesidad de ahorrar por si acaso... A ese ahorro le llaman Reservas Internacionales, y no se hace con comida, sino con oro y dinero de otros países.


0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal